A la izquierda valenciana no le gustan las críticas

jesús montesinos radio voramar

A Compromís y Podemos, la izquierda valenciana por autodefinición, les encanta que les digas lo bien que lo hacen frente a los poderosos. Pero no les gusta un pelo que les critiquen desde dentro del partido o desde fuera. Son moralmente perfectos y políticamente poseedores de la verdad absoluta. Hacen el mejor PGOU, cuidan mejor el medio ambiente que nadie y saben de empresa y economía más que Roig y Amancio Ortega juntos. Y hasta consiguen que la gente se lo crea.

Gustav Jung escribió hace cien años El Inconsciente Colectivo, donde dejó claro que hay una serie de arquetipos de alto contenido emocional que acaban creando un código colectivo por encima del inconsciente individual que defendía Freud. Esos códigos son ahora hábilmente desarrollados por la nueva izquierda española y valenciana que conforman Podemos y Compromís. Unos códigos fijados como verdades objetivas y absolutas que nadie puede discutir.

 En las últimas semanas por ejemplo asistimos al lógico y creativo debate que hay en el seno de Podemos por el liderazgo en ideas y personas. Y en el caso de Compromís circulan manifiestos de grupos que disienten de la línea que lleva la dirección que hábilmente ocupa Mónica Oltra. Pero ojo con decir que ahí hay divisiones. Serás declarado hereje y mantenido de la derecha o del PSOE.

Son más que Adán

Ha aparecido incluso un concepto ético nuevo, como si Weber nunca hubiera existido. Hasta ahora estaba la ética de principios y la ética de la responsabilidad. Ahora está la ética absoluta que ejerce quién es poseedor de la verdad objetiva. Y pobre si se la discutes. Hay unos cuantos alcaldes del PSOE que están cuestionando las tesis del conseller Climent en Economía Sostenible y a los que se les va caer el pelo. Están condenados.

¿Y en los ayuntamientos? En Castellón han montado el lío del siglo con las Fiestas y en Valencia con los escotes de las falleras. ¿Por qué? Por la necesidad de ser más que Adán. Inventarse el mundo a partir de considerarse mejor que cualquier otro. Y si no  piensas como ellos estás perdidos. Ahí están los independientes de Compromís manifestándose en las puertas de las sedes porque si hablan igual les quitan el carnet de fieles a la causa.

Y claro. A partir de crear el algoritmo de la verdad absoluta o la mentira sugestiva uno puede cambiar de chaqueta las veces que haga falta. Mónica Oltra ya puede hablar de Comunidad Valenciana y disfrazar su antiguo catalanismo porque quiere ganar los votos que antaño fueron de Unión Valenciana. Y  Podemos acepta los errores de Marzá en la enseñanza por aquello de la cohabitación en el poder. Pero eso lo tienes que decir con la voz bajita, porque si alzas el verbo eres como Caín.

Jesús Montesinos Jesús Montesinos (63 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com