Acoso escolar: el agresor

acoso escolar bullying

El acoso escolar (bullying) es un conjunto de agresiones físicas, psicológicas y/o sociales producidas por uno o varios niños hacia un compañero de manera frecuente. En el acoso escolar hay 5 participantes: Víctima, Agresor, Animadores, Público y Defensor. Este artículo se centrará en el Agresor.

El agresor

Los agresores en el acoso escolar suelen provenir de familias desestructuradas o de familias con un estilo educativo autoritario o permisivo.

Un estilo educativo permisivo se basa en la falta de normas y límites, permitiendo al niño malas conductas sin obtener ningún tipo de consecuencia negativa. Se les da todo lo que piden sin negarles nada, acostumbrándolos a que todo sea como quieren, por lo que, al no tener normas, dejan de acatar aquellas impuestas por el centro educativo y la sociedad (leyes), produciendo problemas con los compañeros.

Por otro lado, el estilo educativo autoritario es un estilo basado en el exceso de normas y límites, en castigos mayoritariamente hostiles y la baja afectividad. La única comunicación que existe en estas familias es de padres a hijos, los cuales aprenden que el único modo de resolver un problema es mediante el conflicto y la violencia, produciendo problemas de conducta y con los compañeros.

Los agresores del acoso escolar no tienen herramientas para afrontar las situaciones conflictivas y su modo de solución es mediante la agresividad. Pueden tener una baja autoestima, por lo que usan las humillaciones y la fuerza para hacerse respetar; son líderes y cabecillas de un grupo y pueden usar el chantaje y las amenazas para que otros los animen y acompañen.

Los niños agresores usan una violencia más visible (golpes, insultos, etc.), mientras que las niñas agresoras tienden a usar una agresión invisible (rumores, risas a la espalda…) y exclusión social.

¿Cómo detectar a un agresor?

  • Tienen problemas en los centros educativos.
  • Es el cabecilla de un grupo.
  • Llegan quejas de otros padres o niños.
  • Llama la atención en clase.
  • Es agresivo y responde con violencia ante los conflictos.
  • No acata normas ni horarios en casa.
  • Apenas escucha cuando le hablan.
  • Falta al respeto a sus padres, abuelos, etc.
  • Puede tener falta de empatía y ser manipulador y chantajista.

¿Cómo intervenir?

Una buena medida de intervención es la re-educación de estos niños y niñas, por lo que es recomendable el uso del Role Playing. Es un teatrillo en el cual se interpretan varias situaciones y se les da pautas y estrategias.

Ejemplos:

  1. Un niño va caminando por el pasillo y tropieza contigo, haciendo que se te caigan los libros.
  2. Estás jugando en el patio y a un niño se le cae la botella de agua encima de ti.

¿Qué harías?

Tras la respuesta, sin juzgarlo, se le pregunta ” ¿podrías hacer algo más?” y si no da más opciones, se le indican otras soluciones que podría hacer sin llegar al conflicto: “podrías decirle que no pasa nada y preguntarle si te ayuda a recoger los libros”.

Una vez valoradas todas las opciones, se explica cuál sería la mejor y por qué y se realiza el Role Playing. Se saca a dicho niño y a otro al centro del aula y se representan los ejemplos.

Estos son ejemplos de Role Playing de Resolución de problemas, pero también se pueden usar para entrenar en Habilidades Sociales, Empatía y Comunicación, entre otros.

Gemma Cardera Gemma Cardera (30 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com