Villarreal recupera el arco medieval de la puerta de entrada al antiguo convento de las dominicas

emilio_obiol

El arco medieval que daba acceso al antiguo convento de las dominicas volverá a ocupar un lugar destacado en el centro de Villarreal. Las indagaciones y trabajos realizados por el departamento municipal de Patrimonio han permitido hallar y recuperar para la ciudad la puerta principal del que fue “el palacio más importante de Villarreal” desde antes del siglo XVI hasta que fue derruido en 1962 para construir el edificio del actual ayuntamiento. Los restos del arco han permanecido ocultos hasta ahora, cuando las gestiones realizadas por el concejal de Patrimonio, Emilio M. Obiol, han logrado identificar un “elemento patrimonial de gran valor arquitectónico e histórico” en el solar de una empresa al que, al parecer, fueron trasladados en el año 2002.

“El trabajo de los técnicos de Territorio y Patrimonio ha permitido determinar que el conjunto de piedras que hasta ahora estaba almacenado en el solar de una entidad local corresponde al arco de la puerta de la calle Mayor del palacio de los Cucaló de Montull, que se convirtió en el siglo XVII en el antiguo convento de las dominicas. Se trata del edificio más importante que tenía la ciudad en aquella época, que servía incluso de hospedaje cuando personas de la realeza visitaban la población”, señala Obiol. “Es, por tanto, el vestigio más relevante que nos queda de uno de les palacios más significativos que ha tenido Villarreal, tanto por su valor arquitectónico como por su importancia histórica y patrimonial”, agrega el concejal, quien recuerda que el palacio aparece como el volumen arquitectónico más importante de la vila en el dibujo-ideograma de Viciana del siglo XVI.

El antiguo palacio de los Cucaló de Montull y posterior convento de dominicas desapareció en los años 60, cuando fue demolido para construir en su lugar el edificio donde hoy se ubica el Ayuntamiento. En aquella época, el conjunto de piedras que formaban el arco de la entrada fue trasladado, junto con otros restos, a Castellón. La documentación recabada revela que, en 2002, el entonces gobierno municipal solicitó a la Diputación la devolución de los vestigios, que fue autorizada ese mismo año. Sin embargo, hasta ahora no ha existido información ni registro oficial sobre su ubicación.

“Habría que preguntar a los responsables de la época los motivos por los que esos restos acabaron depositados en el solar de una entidad, a la que hay que agradecer que diera el aviso apenas advirtió la existencia de este conjunto singular de piedras”. “Lamentablemente”, agrega Obiol, “este episodio es una muestra más de la dejadez con la que el Partido Popular ha tratado el patrimonio municipal durante sus años de gobierno”.

Tras las indagaciones realizadas por el área de Patrimonio y la identificación de los restos como las piedras originales de la puerta del convento, el equipo de gobierno se ha propuesto recuperar y poner en valor un elemento “con personalidad histórica propia, un importante valor arquitectónico y una carga simbólica y de identidad patrimonial muy significativa”. Con este objetivo, Obiol valora diferentes posibilidades para la ubicación del arco, una vez reconstruido. “Un vestigio de esta envergadura no puede dejarse olvidado en un solar; nuestra intención es recuperarlo para la ciudad y darlo a conocer a los vecinos en una ubicación digna de su importancia y su significado. Por ello, una de las posibilidades en las que estamos trabajando es ubicar el arco en el acceso al Archivo Municipal, a pocos metros de otra puerta relativamente parecida, como es la de la Sangre, datada en 1541”, concluye el concejal de Patrimonio.

Redacción Redacción (30985 Posts)

Publicación de notas de prensa y otros contenidos generados por terceras personas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com