Carnavales y chirigotas en Benicàssim

Días antes de Navidad los concejales de Benicàssim nos vimos sorprendidos por el anuncio unilateral del Concejal de ARB, D. Carlos Díaz, que iba a entrar a formar parte del equipo de gobierno.

Las relaciones afectivas entre el Partido Popular de Benicàssim y ARB siempre han sido turbulentas, recordemos que en el anterior mandato se presentaron en una lista común, que en las del 2015 el divorcio había sido total y se separaron “de derecho”. Parte de los concejales de ARB se habían integrado en la lista del Partido Popular y los residentes renegaban de aquel pacto en el que habían sido abducidos.

A todos nos extrañó el anuncio por parte de Carlos Díaz de esta integración, cualquiera que sepa algo de política sabe que los anuncios de coaliciones los deben hacer ambos partidos a la vez, y el anuncio en solitario de Carlos Díaz, con el silencio del Partido Popular, nos dejó a todos más perplejos que ver a un bebé fumándose un puro.

Para seguir el sainete, la Alcaldesa convoca una rueda de prensa donde al parecer iban a anunciar el acuerdo. Minutos antes de la comparecencia se suspende alegando que Susana Marqués está afónica y no puede explicar dicho acuerdo. Efectivamente, nosotros también nos quedamos mudos; por segunda vez ya.

Para los que no se acuerden, Benicàssim vive una corporación con 5 partidos políticos, ninguno tiene mayoría absoluta y durante meses se han resuelto los temas importantes de Benicàssim por acuerdos que han conseguido sacar a trancas y barrancas algunos asuntos municipales. A todos nos extrañaba esta incorporación de ARB al equipo de gobierno, que ni conseguía mayoría para poder gobernar tranquilamente y, al hacerlo sin el conocimiento de los demás concejales, predisponía a romper las posibilidades de gobernabilidad que hasta el día de hoy ha tenido Benicàssim.

Pues bien, la rueda de prensa, pese a la curación de la Alcaldesa, no ha vuelto a convocarse. Les podemos asegurar que goza de buena voz. Pero, vaya por Dios, otra sorpresa sobrevenida; en el pleno que se va a celebrar el próximo viernes 24 de febrero, en la documentación que se pone a disposición de todos los concejales de la corporación, nos encontramos con una nueva “chirigota” de Carlos Díaz y Susana Marqués. El día 31 de enero la Alcaldesa dictó un Decreto donde le retiraba las competencias de urbanismo al antiguo concejal de ARB, ahora en el Partido Popular, Clemente Martín, y se las otorgaba a Carlos Díaz. Sin que esto llegase a hacerse público, el día 3 de febrero firmaba un nuevo Decreto que anulaba el del 31 de enero y se las devolvía a Clemente. Para que contarles más…Resulta ser que para ARB-PP la parte contratante de la primera parte, no era la parte contratante de la segunda parte, donde la parte contratante de la segunda parte, fue pero no fue contratante de la primera parte porque la segunda parte que quería ser contratante se desdijo del contrato con la segunda parte. Seguro que ahora lo entienden. ¿O no?

Benicàssim no se merece este trato por parte del Partido Popular ni de ARB. Los partidos de la oposición hemos demostrado nuestra coherencia haciendo que se gestionen todos los temas municipales pese a que el equipo de gobierno no tenga mayoría, pero estas maniobras políticas de hoy sí y mañana no, ¿son lo que necesita nuestro pueblo para entrar en tiempos de mejora y desarrollo?

Grupo Municipal Socialista. Ayuntamiento de Benicàssim.

Redacción Redacción (31497 Posts)

Publicación de notas de prensa y otros contenidos generados por terceras personas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com