Compromís “se rebela” por el coste inalcanzable de la desaladora

Más de 50 millones de euros es el coste de la desaladora, de los cuales, descontada la aportación de los fondos FEDER europeos, viene a suponer más de 15 millones a pagar para cada municipio.

La futura apertura de la desaladora de Moncófar ha encontrado la firme oposición de los grupos municipales de Compromís, tanto de Moncófar, como de Chilches a la recepción de este proyecto, “símbolo del urbanismo salvaje de la década pasada y ejemplo de un modelo depredador sobre las personas y el territorio”.

“Esta obra puede significar la intervención por décadas de nuestro pueblo”, ha razonado Sergi Alejos, concejal de Compromís en Chilches.“Este modelo se ha demostrado inútil para mejorar la calidad de vida de las personas, así como devastador para el medio ambiente; la finalidad de esta obra era garantizar el suministro de agua a los nuevos PAIs programados, actuaciones urbanísticas que no se van a realizar, por lo cual su utilidad es, cuánto menos, muy dudosa”.

Los representantes de Compromís coinciden en la imposibilidad de pagar el coste de la recepción de la desaladora y plantean muchas objeciones al procedimiento, tanto es así, que han sido el único grupo político que ha pedido al gobierno central (vía Cortes Generales) que asuma el coste de la obra, obtenido una respuesta negativa por parte de la administración gobernada por el PP.

“Nos hemos personado en el periodo de alegaciones, puesto que queremos conocerlas todas y los motivos, no queremos dar un paso al lado, sino adelante, puesto que el futuro de nuestros pueblos está en juego”, ha sostenido J.Baptiste Vilar, regidor de Compromís en Moncófar.

Para finalizar, los representantes de los grupos municipales han coincidido en que “siempre nos rebelaremos en contra de las injusticias, y esta lo es, no podemos conformarnos al recibir una obra que será el fin económico para nuestras localidades, no nos conformaremos y nos arruinaremos a la vez, no hay campos de golf, ni PAIs que realizar, el modelo entró en quiebra hace 10 años y no podemos darle salida, para pagar errores de otros. Un proyecto ilegítimo significa una deuda ilegítimo, que no vamos a asumir. Cada cual tiene que dar cuenta de sus responsabilidades y la nuestra es con las personas que viven en Moncófar y Chilches, a los que no podemos dejar endeudados por generaciones, por culpa de los sueños megalómanos de unos pocos”, ha apostillado Alejos.

Redacción Redacción (30985 Posts)

Publicación de notas de prensa y otros contenidos generados por terceras personas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com