26 informes del Hospital Provincial afirman que el impacto del corte de luz fue mínimo

TRANSPORTE-Hospital_Provincial

Los informes emitidos por los jefes de servicio del Hospital Provincial de Castellón y responsables de las supervisiones de enfermería del centro constatan que el impacto en la actividad asistencial del corte de la compañía suministradora de luz fue mínimo como ya se informó el pasado viernes y en ningún momento estuvo en peligro la integridad de los pacientes.

La dirección del centro ha recabado un total de 26 informes con el fin de conocer el alcance del incidente del día 18 que -según el del jefe del servicio de mantenimiento e infraestructuras del hospital- se debió a un fallo mecánico imprevisible del disyuntor encargado de la conmutación del grupo electrógeno que se activa en casos de un corte de suministro eléctrico.

El informe emitido por el responsable de mantenimiento deja constancia de que el hospital recuperó la luz a los 4 minutos del corte -que se produjo a las 4:15 horas- y las zonas dependientes del grupo electrógeno lo hicieron unos 40 minutos después, lo que no afectó a los servicios críticos del hospital porque como en el caso de la UCI tienen su propio sistema de alimentación ininterrumpida (SAI).

Una gran parte de los informes emitidos ponen de manifiesto la profesionalidad y agilidad con la que se resolvió el incidente, al tiempo que destacan la colaboración e implicación del personal del centro para atender a los pacientes.

Como consecuencia de ese corte eléctrico, parte de los ordenadores que dan acceso al historial de los pacientes se desconfiguraron, según relata el jefe de Sistemas de Información, quien agrega que antes de las 11:30 horas de ese día la mayor parte de los usuarios de los sistemas de información con impacto asistencial podían hacer uso de los mismos.

“Ningún paciente ha estado sometido a riesgos innecesarios que pusieran en riesgo su salud por la indisponibilidad de los sistemas informáticos”, destaca el jefe del servicio de Sistemas de Información.

A pesar de que todo el hospital contaba con luz, la dirección del centro decidió la conveniencia de posponer las operaciones quirúrgicas previstas para ese día por motivos de seguridad. Parte de los pacientes ya fueron recitados esa misma mañana y el resto está siendo programado para esta semana y la próxima. Según el parte de quirófano, para esa día había previstas un total de 37 intervenciones, de las que 26 eran cirugía menor.

Tanto el jefe de servicio como la supervisora de la Unidad de Críticos aseguran en sus escritos que “en ningún momento falló el suministro eléctrico”, así como que “los aparatos funcionaron correctamente” y “no hubo ningún problema asistencial”.

La supervisora de oncología médica y farmacia constata que “no se anuló ninguna consulta, no se desatendió ningún paciente y no se suspendió ningún tratamiento”. Además, afirma en su escrito que “no se objetivó ningún retraso en la preparación de las quimioterapias” ni se “objetivó ningún error en su preparación”.

Las tres supervisoras de las plantas de hospitalización (oncología, medicina interna y cirugía) coinciden en sus informes en que las tareas que se acostumbran a hacer en ordenador como pedidos, evolución de pacientes, cambios de tratamiento o de turno se efectuaron por vía telefónica o en papel hasta que se puso acceder a los ordenadores, por lo que los servicios “no se vieron afectados en gran medida”.

La supervisora de la planta de medicina interna deja constancia de que “los aparatos eléctricos como bombas de infusión funcionaron gracias a sus baterías”, tal y como está previsto en estas situaciones. Añade que el contratiempo de que hasta mitad de mañana no se pudiera acceder a los sistemas informáticos “no supuso un menoscabo a la atención asistencial”.

Las supervisoras de las unidades de salud mental informan de que las luces de emergencia funcionaron, se realizaron las actividades previstas y la atención a los pacientes de las unidades “no se vio alterada, las visitas de familiares y dinámica transcurrieron con normalidad”.

“Las incidencias, según relata la jefa del servicio de Urgencias y los dos médicos que esa noche estaban de guardia- se solventaron sin afectar a la asistencia directa de los pacientes”.

Los equipos de diagnóstico y tratamiento del centro que funcionan con luz prestaron servicio ese día. En radioterapia, todos los pacientes fueron tratados con el acelerador y se hicieron las planificaciones previstas con el TAC, según la supervisora del servicio.

El supervisor de consultas externas notifica que a las 11:30 horas de se día todos los profesionales del área tenían acceso al servidor que permite consultar e introducir datos en la historia de los pacientes y agrega en su escrito que la caída del servidor “no motivó la suspensión de ninguna consulta”.

“Se trabajó con normalidad asistiendo a los pacientes atendidos”, explica en su informe la supervisora del área de diagnóstico por la imagen, quien añade que por precaución los profesionales de Medicina Nuclear descitaron esa mañana tres pacientes.

Por la tarde, añade el jefe de Radiodiagnóstico, se pospusieron 5 pruebas de resonancia magnética ante los cortes previstos por el servicio de mantenimiento para la reparación de la avería, que consistió en la sustitución de la pieza dañada, tarea que concluyó a las 18:30 horas.  La supervisora de laboratorio subraya que “se realizaron todas las analíticas en el día”.

En el Servicio de Digestivo -según explica su jefe- “el corte no tuvo repercusión”. Se realizaron 9 colonoscopias con sedación, dos gastroscopias con sedación y una recto sigmoidoscopia. Neumología realizó esa mañana una fibrobroncoscopia sin problemas.

En urología, el litotrictor funcionó con normalidad. Atendió a los cuatro pacientes citados y a uno de urgencias y se realizaron dos nefrostomías. El personal del servicio atendió a todos los pacientes citados esa mañana, según concluye su jefe.

Redacción Redacción (30985 Posts)

Publicación de notas de prensa y otros contenidos generados por terceras personas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com