El bla, bla, bla de la política valenciana

jesús montesinos radio voramar

Lutero consiguió hace 500 años proponer una ética y un modelo de convivencia que nunca se desarrolló en los países católicos. Medio siglo después la política y la gestión pública se ha convertido en España y en concreto en la Comunidad Valenciana en un bla, bla sin sentido, donde un día se contradicen con el anterior. Aunque es lo que nos va. Nos encanta el atontamiento.

El lenguaje se ha convertido en un arma de destrucción masiva peor que las armas químicas. Se construyen y destruyen sociedades. Se crean códigos. Y se intenta convencer a los ciudadanos de que los gobiernos están hechos para ellos. En Valencia solo el bla, bla, bla solo sirve para echar un rato con los colegas de partido, el periódico o Facebook.

Hace tres meses los datos de la EPA fueron negativos. Y el Consell de la Generalitat salió en tromba para decir que la culpa del paro era del PP, de Rajoy y de la Ley de Reforma Laboral. Lo de la recuperación económica era una falsedad, decían. Bla, bla, bla.

Este octubre la EPA ha dado un dato positivo para la Comunidad Valenciana y el Consell ha hecho suyos los méritos. Puro bla, bla, bla. El nuevo secretario autonómico del ramo en el Consell, Enric Nomdedéu, no ocultaba en Facebook su orgullo por la recuperación económica. La utilización del lenguaje.

La consellera de Sanidad, Carmen Montón, anunció a bombo y platillo y informe de la UJI contra las contrataciones del Hospital Provincial que luego se ha demostrado que ni es un informe, ni es de la UJI ni tiene valor. ¿Ha pedido excusas la Consellera? No. Manda a los suyos con el bla, bla , mientras y Compromís intenta desestabilizarla para cambiar ese cromo con la Consellería de Rafael Climent. ¡Quizá para colocar al citado Nomdedéu!

Mucho dinero para propaganda

Durante años el PP gastó miles de millones en propaganda. Y así constaba en los Presupuestos de la Generalititat, en los ayuntamientos y en las diputaciones. Una pasada para estómagos agradecidos. Y desde el PSPV/PSOE, Compromís y Podemos se les acusó de todo. Y como prueba en los presupuestos de cualquier institución gobernada por el tripartito no hay un euro para propaganda. Unos chicos serios.

Pero de repente empiezan a aparecer anuncios de todo tipo en radios, televisiones y periódicos. Hasta en los blogueros. ¿Quién los paga si los gobiernos del tripartito dijeron que eso no lo harían? Pues la jefa del PPCV, Isabel Bonig, dice que en los Presupuestos 2017 el Consell tiene previstos 700 millones para propaganda y publicidad metidos en otras partidas. Y lo mismo en los ayuntamientos que gobiernan. ¿Falso? Si me tenía que creer a los que acusaban al PPCV me tengo que creer cuando acusa el PP. Pura cuestión de lenguaje.

Todo es bla, bla, bla para vender humo al personal. La consellera de Infraestructuras, Maria José Salvador apareció hace un par de semanas en Castellón a presentar un ambicioso plan de polígonos industriales mancomunados. ¡La repera en bicicleta porque habría hasta carril-bici!

Pero resulta que en los Presupuestos 2017 esa consellería solo tiene para baches y , además, en todo los pueblos de esta provincia hay polígonos industriales nuevecitos, abandonados, y en venta por cuatro perras. ¿Van a hacer más? ¿Los financiará ese despropósito de banco público que anuncian ? Utilización del lenguaje.

Que pague el Ayuntamiento

Es normal ese abuso del lenguaje, porque a los valencianos nos encanta escuchar que la administración va a hacer esto o aquello. ¿Quién lo paga? ¿Para qué se hace? Eso no importa. Lo importante es que nos hagan cosas y se gasten dinero. ¡Nuestro dinero! Por eso cuando escuchamos el bla, bla, bla político nos sentimos encantados. ¡Que pague el Ayuntamiento!

¿Han visto que en el bla, bla, bla de Pedro Sánchez se habla mucho del pueblo y poco de que ese pueblo ha dejado de votar a los socialistas año tras año? Manipulación del lenguaje. No hay propuesta programática. Solo Bla, bla contra el PP y Rajoy. ¿Es esto una propuesta política?

El asesor de gobiernos de izquierda en Francia Jacques Attali tiene un nuevo libro (Convertirse en uno mismo. La Vanguardia Ediciones. 2016), donde dice que “hay que tener el valor de apañarse por uno mismo”, “uberizarnos” y que “ha llegado la hora de que cada uno se haga cargo de su vida”.

Es decir: todo lo contrario de lo que pasa en España y más concretamente en la Comunidad Valenciana donde lo que más vende (quizá porque es lo que más se demanda) es que el político, el Estado, el ayuntamiento o la Generalitat de turno te ayuden a vivir. Y claro. Los políticos están encantados con ese bla, bla, bla para demostrar que te ayudan a vivir y así no preguntas. Y eso se llama franquismo sociológico de izquierdas.

Jesús Montesinos Jesús Montesinos (57 Posts)


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com