Todo lo que tienes que saber sobre los lubricantes

hegoak especialistas en integración sexual

Hegoak Especialistas patrocina este artículo

He recibido varias consultas acerca de los lubricantes así que el post de esta semana lo dedico a este tema para solucionar todas aquellas dudas que puedan tenerse.

Hoy en día podemos encontrar en el mercado una gran cantidad de lubricantes para la actividad sexual. Hay de sabores, de olores, de efecto frío, efecto calor, de masaje… Podemos decir que hay un lubricante para cada ocasión.

Fueron diseñados para facilitar la penetración (no únicamente con el pene) durante las relaciones sexuales. Hay mujeres que tienen problemas de sequedad vaginal y no lubrican lo suficiente para que se produzca la penetración sin dificultad, por tanto, aplicando un lubricante evitamos este problema. Sin embargo, independientemente de que la mujer no tenga problemas de lubricación vaginal, nunca está de más aplicar lubricante en la zona para evitar fricciones y facilitar la entrada a la vagina.

En el caso de querer penetraciones anales la cosa cambia un poco; el ano no se lubrica como ocurre con la vagina ni tampoco tiene la misma facilidad en su apertura, por lo que lubricar bien tanto la zona anal como aquello con lo que se va a penetrar, será de máxima importancia.

Cuando hablamos de lubricantes podemos distinguir dos grandes grupos: por un lado los de base acuosa y por otro, los de silicona y aceites.

Los de base acuosa son los únicos que se pueden usar con preservativo pues no hay ningún riesgo en que lo dañen, al contrario de lo que ocurre con los de silicona y aceites. Estos lubricantes tienen cierta tendencia a secarse durante su uso, sin embargo aplicando un poco de agua o saliva se subsana el problema.

Los lubricantes con base de silicona son más densos y duraderos y están especialmente recomendados para la práctica del sexo anal y para aquellas mujeres con una lubricación vaginal muy escasa. Es extremadamente importante que no se utilicen con juguetes eróticos hechos de silicona o de látex, como los preservativos, ya que pueden dañarlos.

En cuanto a los lubricantes con base de aceite son especialmente agradables para dar masajes eróticos incluyendo también los genitales. Además son magníficos para poder jugar en el agua.

Finalmente incluir también los lubricantes naturales, que están pensados principalmente para aquellas personas alérgicas. Tienen una base de agua y componentes naturales, por lo que no suelen albergar ningún problema debido precisamente a que están ausentes de componentes químicos.

Teniendo toda esta variedad, ¿con cuál te quedas?

sexologia nipping

Lara Antiquino Lara Antiquino (34 Posts)

Psicóloga-Sexóloga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com