¿Por qué tanta protección a los inversores?

ATTAC Castelló

El pensamiento único imperante viene repitiendo un discurso machaconamente: hemos de tener iniciativa, ser competitivos y emprendedores, no esperar que nadie nos ayude (y menos el Estado), y nuestro esfuerzo será recompensado por el éxito.

Con la llegada de la crisis se comprueba que el panorama no ha acabado siendo tan triunfal como nos lo habían pintado. Aún así, con millones de parados y negocios arruinados, aún quedaba una bala ideológica en la recámara: de repente librerías, medios de comunicación e internet se inundan de autoayuda, coaching y crecimiento personal, que pretenden guiarnos hasta el éxito. El mensaje es sencillo: si eres un perdedor es porque no deseaste el éxito lo suficiente, ni te esforzaste bastante.

Además, el gobierno nos recuerda que aparte de buscarnos la vida sin esperar su ayuda y protección, hemos de cumplir las leyes y pagar religiosamente los impuestos.

Sin embargo, en estos días vemos como la Unión Europea y Canadá firman un tratado, el CETA, que dedica casi todo su articulado a la protección de las inversiones extranjeras, es decir, a la protección de las empresas multinacionales. En este tratado se crea un Tribunal de Arbitraje en el que las multinacionales podrán demandar a los estados en los que realicen sus inversiones cuando prevean que van a ver reducidos sus beneficios por causa de una ley o regulación que se apruebe en dichos estados.

Por ejemplo, si el gobierno sube las tarifas eléctricas, el emprendedor nacional no tiene derecho a acudir a dicho Tribunal, en cambio la multinacional si puede acudir y reclamar una indemnización.

Además, las multinacionales cuentan con la ayuda de una herramienta creada por el CETA, un órgano mixto Canadá-UE, que en petit comité y sin participación ciudadana fiscalizará la labor legislativa a todos los niveles.

El emprendedor por supuesto, ha de seguir cumpliendo las normas que le vienen dadas, mientras las multinacionales participan en su elaboración.

Por si fuera poco, el CETA cercena la posibilidad de los entes locales de fomentar el empleo en su territorio con compras o contratación a empresas locales. El CETA abre la contratación pública a las multinacionales, prohibiendo preferencias basadas en la proximidad o el empleo de trabajadores locales.

El emprendedor podrá mirar las obras públicas que harán las multinacionales, como suelen hacer los jubilados, a la espera de que le subcontraten.

Los firmantes del tratado nos repiten que debemos estar alegres y esperanzados, pues gracias al tratado se crearán puestos de trabajo. Sin embargo, en el CETA no hay ninguna cláusula de protección al empleo, y ya sabemos cómo las multinacionales se aseguran la explotación de las materias primas y recursos en el país receptor de la inversión, subcontratando la manufacturación en otro país con salarios más bajos y normas más laxas. En este sentido, estudios como el efectuado por Tufts University calculan que con el CETA en 2023 se habrán perdido 200.000 empleos en la UE, 30.000 en Canadá y 80.000 en el resto del mundo.

En estas fechas celebramos que hace 11 años la presión ciudadana paralizó la aprobación de otro tratado similar, el Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Debemos tener presente que estos tratados se pueden parar con la movilización ciudadana y que el CETA se puede parar, ya que para su entrada en vigor debe ser ratificado por el Europarlamento y por los parlamentos de los Estados Miembros de la UE.

La movilización ciudadana ha tenido sus frutos, lo hemos visto estos días en la resistencia que ha planteado Valonia, que ha conseguido lo que tantas veces se había negado: llevar el CETA ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea para que se pronuncie sobre se constitucionalidad.

No debemos dejar nuestro futuro en manos de unas pocas multinacionales, por eso seguimos diciendo NO AL CETA, NO LA TTIP, NO AL TiSA, NO AL TPP, no a este tipo de tratados que ni son de comercio ni nos hacen más libres.

El 4 de noviembre de 2016 a las 19:00 horas, en la sede de CC.OO. en Castellón , plaza de las Aulas, 6 -3º, te contaremos las novedades de las Campaña contra el CETA y el TTIP, proyectaremos el video “La Gobernanza Corporativa”, tras el cual debatiremos.

Deja un rato tu libro de autoayuda, tráete si quieres a tu entrenador personal, pero no te lo pierdas.

David Hervás y Sandra Soutto.

Redacción Redacción (31001 Posts)

Publicación de notas de prensa y otros contenidos generados por terceras personas


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com