Todo lo que debes saber sobre el intercambio de parejas o swinging

hegoak especialistas en integración sexual

Hegoak Especialistas patrocina este artículo

El intercambio de parejas, o swingers, que es como se conoce a los miembros de las parejas que realizan esta práctica, está poniéndose cada vez más de moda y son más los locales que se encuentran para poder realizar este tipo de aventura sexual.

Está claro que los tiempos y las modas están cambiando y cuando hablamos de modas, me refiero también a las modas sexuales. Esto de permanecer juntos para siempre con exclusividad sexual está haciendo cada vez más estragos, por eso son muchas las parejas que ante esta nueva situación y el deseo de experimentar emociones diferentes en su relación, se animan a probar con el intercambio de parejas.

Esta práctica se dice que surgió en los años cincuenta por parte de los soldados estadounidenses que eran destinados a bases lejanas, más concretamente a bases filipinas. Allí inventaron un juego que idearon junto con sus esposas y otras mujeres donde ponían en un sombrero las llaves de sus habitaciones. El juego consistía en elegir al azar una de las llaves y así se daba el intercambio. No obstante, fue durante las décadas de 1960 y 1970, en plena revolución sexual, cuando el intercambio empezó a ser mucho más conocido en Estados Unidos y también en Europa.

En la actualidad, son muchos los locales, portales de Internet y demás formas de promoción y contacto los que favorecen y publicitan este tipo de práctica sexual. Se sabe que en Europa está creciendo el número de locales que tienen como fin favorecer este tipo de intercambio, incluso hay hoteles y destinos vacacionales pensados única y exclusivamente para este tipo de parejas.

Ahora bien, cuando se decide por realizar esta opción, no se trata sólo de elegir a otra pareja dispuesta al intercambio, primero han de establecerse unas normas para que llegado el momento no hayan malos entendidos que repercutan en la relación de pareja. Unas de las más habituales es que se utilice protección, algo que no debe olvidarse jamás y también la prohibición de los enamoramiento alternativos, pues lo que se busca es únicamente una implicación física y no emocional.

Por tanto, aunque pueda parecer una práctica alternativa y divertida, la realidad es que la relación de pareja ha de ser muy sólida y se ha de tener la suficiente confianza y franqueza para saber hasta qué punto lo están disfrutando sin llegar a sobrepasar ninguno de los límites.

Y vosotr@s, ¿os habéis planteado esta opción? ¿Os gustaría experimentar algo así?

pareja

Lara Antiquino Lara Antiquino (34 Posts)

Psicóloga-Sexóloga


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com