El Villarreal pasa apuros pero se clasifica para la siguiente ronda de Europa League

El Villarreal ha conseguido superar la fase de grupos de la Europa League tras vencer por 2 a 1 al Steaua de Bucarest en el partido disputado en El Madrigal durante la tarde de este jueves. A pesar de que se presuponía que el Villarreal era superior a su adversario, no fue hasta los minutos finales del partido cuando Manu Trigueros decantó la balanza con un auténtico golazo para darle la victoria al Villarreal.

Comenzó el partido con buenas vibraciones para el Villarreal. Nicola Sansone conseguía adelantar a los amarillos en el minuto 15 tras recoger un rechace de un remate suyo e introducirlo para dentro. El Villarreal estaba dominando y parecía que tenía todo bajo control. Estas sensaciones se prolongaron durante toda la primera parte. Una de las mejores ocasiones del partido tuvo lugar justo al filo del descanso. Bakambu se plantó solo ante el portero, intentó fintar pero se le echaron los defensores encima. Fue una clara ocasión que cualquier otro día la hubiera enchufado para dentro, pero no era el día del congoleño.

La segunda parte fue bastante diferente a la primera. El Villarreal continuaba dominando pero de repente llegó el gol del Steaua de Bucarest. Achim lograba rematar de cabeza completamente solo llegando Trigueros segundos más tarde de lo que debería a cubrir la posición. Los dos centrales estaban cubriendo a otros dos jugadores por lo que era labor de Trigueros defender a Achim.

A partir de aquí todo se descontroló. El Steaua necesitaba la victoria para pasar a la siguiente ronda. Al Villarreal le valía el empate siempre y cuando el Zürich no se pusiera por delante en su partido ante el Osmanlispor, algo que no llegó a ocurrir en toda la noche. El partido se fue convirtiendo en un pasacalles alocado muy lejos de lo que le interesaba a los de Fran Escribá. Volvió a aparecer Bakambu para fallar ocasiones clarísimas de gol. En el minuto 60, un fallo defensivo dejó a Bakambu con el balón en los pies y la portería vacía. Sin embargo, estaba demasiado escorado y el balón acabó en los laterales de la red.

No fue hasta el minuto 87 cuando llegaría la tranquilidad a El Madrigal. Manu Trigueros se sacó de la chistera una increíble vaselina desde fuera del área que tras tocar en el larguero acabó introduciéndose para dentro con cierto suspense. Sin duda fue uno de los golazos de la jornada.

El Villarreal estará en la siguiente ronda pero mucho tendrá que mejorar su rendimiento para poder afrontar la siguiente eliminatoria. Fran Escribá tiene mucho trabajo por delante.

Vicente Trilles Vicente Trilles (1778 Posts)

Director de Castellón Confidencial


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Política de comentarios:

Castellón Confidencial no se hace responsable de las opiniones vertidas en los comentarios. La responsabilidad legal de los comentarios vertidos corresponde a los autores de dichos comentarios. Este es un espacio para el debate. No hay moderación prevía en los comentarios, pero Castellón Confidencial se reserva el derecho a retirar comentarios irrespetuosos, ofensivos o inadecuados. Si envía un comentario, este sitio almacenará una entrada en un fichero de datos para poder mostrar su comentario a otros usuarios. Podrá ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición en lectores@castellonconfidencial.com